lunes, 24 de noviembre de 2008

VENENO CONTANTE Y SONANTE




Las serpientes blancas traen consigo veneno en billetes,
negro y simple,
desabrido y maloliente.

Las almas viajaron hace tiempo a otras brisas,
donde no las toque la codicia de los tiempos del hombre,
hacia el lugar en que todos acallamos nuestros bolsillos.
Lejos del veneno.

No las perturben, sigan en sus serpientes interminables,
culpen a todos menos a sus conciencias,
esas que hace tiempo viven
en la tierra de sus sueños imposibles.

"Funesta semana" la llaman los coros de ángeles caidos,
que no son sino humanos idiotas que no saben perder.
Río de sus sueños, de su ética y sus principios,
mis carcajadas retumbarán en los oidos de su futuro.

No deseo sino una justa venganza
que permita que las serpientes sigan creciendo
hasta que se estrangulen a sí mismas
y del infinito surja el veneno, para limpiar la codicia de cada escama.




JO

(En este momento siento vergüenza de este país de emperadores caminando desnudos frente a su pueblo)

1 comentario:

caselo dijo...

Hola amiga y añadiría algo: Entre tanta serpiente la más venenosa hizo alarde de prepotencia y, porque se metieron con su familia de reptiles, descargó toda la furia y mandó a volar a todo el mundo sin importarle nada más. De egos está lleno el mundo, al fin y al cabo es lo que se afianza en el poder. Yo me pregunto: ¿Tantas pirámides, DMG, etc no serán más bien señales de la anuncida hecatombe que nuestro emperator paisa nos metió para que lo reelijamos eternamente? Y a todas estas ¿Los bancons qué? Felices viendo cómo nos destrozamos y ellos tan campantes. En fin, ladrones inteligentes de cuello blanco escondidos en los títulos de tecnócratas. Amiga la culpa no fue sólo de quienes invertieron. La culpa es también de un sistema inhumano que produce tal desconfianza que los ahorros de toda una vida es preferible guardarlos en el colchón. Un fuerte abrazo

Carlos Eduardo