viernes, 26 de diciembre de 2008

DE LISIS O LA AMISTAD


Me robo este título de los diálogos de Platón, porque he tenido que reflexionar mucho sobre este tema en estos días. La gente le dice "amigo" a todo el mundo. Yo la verdad no le doy ese título sino a muy contadas personas, lo que hace que los éxitos sean rotundos y los fracasos, inconmensurables.

En estos días he tenido que ver muchas amistades rompiéndose, otras fortaleciéndose y otras marchitándose. Lástima en el caso 1 y 3, porque ambas también aplican a mí.

Las que se marchitan son terriblemente más dolorosas... ver cómo esa persona que juraba lealtad o cariño a otra simplemente desaparece, o dice frases geniales como "uyyy si, me acabo de dar cuenta que ustedes son el pasado al que no quiero volver". Eso lo dijo un amigo y, aunque dolió verlo marcharse de mi vida (puede que él no lo sepa, pero se fue del todo), creo que era muy lógico, más cuando casi nunca hablamos así vivamos a unas pocas cuadras. Yo tampoco hice mucho para mantener viva nuestra amistad, así que lo entiendo, lo perdono, me perdono y ya... ahora es un compañero más de la vida, pero no un amigo.

La otra amistad marchita fue más prematura y tiene que ver con una mujer a la que quise mucho (aclaro que no me gustan las mujeres, pero uno puede quererlas) y la que simplemente con su berraca actitud valeculista no me deja más alternativa que mandarla para el carajo. Es más doloroso, porque hasta hace poco sinceramente le brindaba mi amistad, mi lealtad y mi cariño como a pocos... pero ella parece que prefiere dedicarse a su egoismo y desaparecer de la vida de todos hasta que la busquen, como si fuera una princesa inalcanzable.... News Flash, cariño: la gente se aburre de las personas egoistas, porque la base de la amistad es la reciprocidad en muchos sentidos.

Ya no más... allá tú con tus amistades a medias, aunque sea una verdadera lástima saber que desperdicié tanto tiempo y neuronas. Si crees que las amigas simplemente se aguantan que otras busquen eliminarlas de su vida sistematicamente porque "hoy odio al mundo y mañana también", pues no. Aunque no parezca para tí, tengo dignidad y me aburrí de esperarte en la misma banquita de siempre. Las herramientas para preguntar si estoy viva o muerta están ahí y si no las usas, no las usaré yo. Ya lo he intentado demasiadas véces, pero tengo un límite.


Adios les digo... como diría en buen francés: "me mamé"



JO

1 comentario:

caselo dijo...

Jo pues te entiendo. He sentido la misma tristeza, rabia, dolor y pesar. Me entrego incondicionalmente y también, muy a menudo, recibo ese tipo de respuestas. Te dejo un abrazo del oso, un besito de mago y mis mejores deseos para el año que comienza.

Carlos Eduardo