jueves, 9 de septiembre de 2010

Desvaríos insomnes

Estoy cumpliendo un sueño, así que, como siempre que cumplo sueños, dejé de dormir hace unos días. Sin embargo, me gusta esto de no poder dormir porque me lleva a un estado de inspiración interesante.

En mi cabeza está conformándose un sindicato y ha declarado huelga indefinida. Solicitan más comprensión de parte de la Gerencia a sus necesidades de sueño y comida, pero la Gerencia pone a trabajar a los vagos de la ciudad para producir, de ahí salen estos desvaríos:

1. Me cansé absolutamente de dramas estadísticamente desgastantes. De ahora en adelante, te perdono desde ya lo que se te ocurra hacerme y punto. ¿Vale?

2. Amo mi ser racional, tan alejado de bosques y brumas, y montañas inalcanzables. La practicidad debería considerarse un derecho y deber fundamental de la humanidad.

3. Hay una persona que me gusta a pesar de que siempre que lo veo recalco en lo feo que es. Hoy nos vimos y recordé su enorme nariz, su piel de color extraño, sus ojos saltones y sus labios carnosos y, sin embargo, quedé embelezada con tres frases que cruzamos. ¿Feromonas?

4. Oficialmente he vuelto a las matemáticas y a todo lo que ello representa: rápidos cálculos mentales, emancipación de la calculadora, expresarme en los más extraños ámbitos en cifrado matemático.

5. Estoy a un paso muy corto de tener todos los requisitos para otro de mis sueños y eso me tiene feliz, pero el sueño no me deja sonreir igual.

6. ¿Por qué será que siempre que quiero que una persona me hable de forma casual, para evitarme la molestia de saludarl@ no lo hace, y cuando no quiero que me hablen lo hace?

7. La RSC se ha convertido en un pasatiempo más. Por fin estudio y leo de lo que amo.

8. No, no quiero seguir jugando a la escritora endemoniada por ahora. La Luna siempre estará ahí para cantarle y de momento el estado actual de huelga me lleva por caminos más superficiales. Así es mejor.

9. Desde que me cortaron el cabello pensé que algo había muerto para siempre. Ya creció un poco y juro que nació con él una persona diferente que me mira en los reflejos que me voy encontrando en el camino y se burla de que me sienta mayor que ella.

10. Yo jamás había tenido la oportunidad de hacer parte de un chisme mentiroso. Es una exquisitez saber que todos están armándose una película gigantesca de algo que jamás existió o existirá. Sí, lo admito, fue una enorrrrrme mentira, pero absolutamente deliciosa, porque yo jamás mentí, sólo no desmentí los videos que se estaban proyectando en sus cabecitas. Simplemente delicioso lo que puede hacer un poco de morbo + una tremenda imaginación.

11. En estos días me he sentido más grunge que nunca. Ni siquiera en 1997 cuando era lo más grunge existente que no habían echado de su casa me había sentido así. Que vivan las voces del buen rock, limpio, trágico, simple y real!


Enough



Jo

1 comentario:

Altais dijo...

Muy buenos y divertidos tus desvaríos, me declaro fan del primero de la lista.